Katta Alonso, Mujeres en Zona de Sacrificio: “Las consecuencias en la salud de la población son súper graves: uno de cada cuatro niños nace con diferentes tipos de problemas”

Katta Alonso, Mujeres en Zona de Sacrificio: “Las consecuencias en la salud de la población son súper graves: uno de cada cuatro niños nace con diferentes tipos de problemas”

Katta Alonso, Mujeres en Zona de Sacrificio

Katta Alonso, de Mujeres en Zona de Sacrificio dijo a www.TransiciónJusta.com que “las consecuencias que tenemos en la salud de la población son súper graves: tenemos uno de cada cuatro niños naciendo con diferentes tipos de problemas, desde malformaciones congénitas, enfermedades neurológicas, mucho autismo, mucho down que están en las escuelas especiales, el resto de los niños y niñas están en los colegios normales.

Los varamientos de carbón en Ventanas, playa considerado como Zonas en Sacrificio, de la región de Valparaíso, han sido mucho más frecuentes de lo que se menciona en prensa. A mediados de enero se dio a conocer de un nuevo varamiento de carbón en la playa, sin embargo, éste había estado ocurriendo desde el 1ero de enero, lo que significa que el carbón que se cae de las operaciones empresariales que tienen tecnología obsoleta en el puerto que abastecen a las energéticas, cae y es arrastrado hasta la costa.

Según los cálculos preliminares serían al menos unos 40 sacos que se recogieron de la playa, y según la ong Terram, durante el año 2020 ocurrieron 120 varamientos de carbón en el borde costero de Ventanas, Bahía de Quintero, según información obtenida a través de Ley de Transparencia por la Armada de Chile. Se promedia un evento cada tres días, siendo julio el mes con mayor cantidad de varamientos, con un total de 14 eventos.

Diversas organizaciones de la Bahía de Quintero y Ventanas específicamente, han dado cuenta de las graves consecuencias de vivir en un ambiente con altos niveles de contaminación derivadas de las diversas empresas instaladas hace años en la zona como son las termoeléctricas a carbón, la fundición de cobre y la refinería, más Enap, Shell, Copec, la cementera, Oxiquim, la Catamutun, y además no solo algunas usan carbón, sino que también petcoke que, al parecer sería para Enap y Aes Gener, además de las termoeléctricas.

Katta Alonso, de Mujeres en Zona de Sacrificio, dijo a www.transicionjusta.com que “las consecuencias que tenemos en la salud de la población son súper graves: tenemos uno de cada cuatro niños naciendo con diferentes tipos de problemas, desde malformaciones congénitas, enfermedades neurológicas, mucho autismo, mucho down que están en las escuelas especiales, el resto de los niños y niñas están en los colegios normales. También han subido mucho los abortos espontáneos de mujeres jóvenes, el cáncer de mama y de útero. acá mueren entre los 58 y 68 años, que es antes que el resto del país por la misma contaminación. Pero la preocupación nuestra es que ahora es en la gente joven y en un último estudio de universidades, demostró que los niños menores de 5 años están expuestos al cáncer.

Es por esta razón que la dirigenta expresa que “la descarbonización tiene que ser mucho antes que el 2050, la estamos pidiendo ahora”. Esto porque “el daño es demasiado severo”, y agrega que se debe avanzar en una matriz energética con energías renovables para que “al 2025 el país esté en condiciones de sustentarnos de esa forma, pero es importante que la sociedad civil, los movimientos sociales, y la participación ciudadana sea vinculante en estos aspectos para que cada territorio pueda decidir cómo quiere vivir”.

Alonso espeta que “es un deber del Estado proteger a los habitantes y cuidar y conservar los ecosistemas, porque los recursos naturales no son infinitos y necesitamos terminar con esta injusticia ambiental para construir un desarrollo sostenible y con justicia social”, y agrega que “necesitamos una economía social equilibrada”.

La contaminación

Este cordón industrial ha causado “daño terrible porque han contaminado todo, han arrasado con el territorio, con el suelo, con las napas subterráneas, con el fondo marino, con las aguas marinas y, obviamente, con el aire”, explica Katta Alonso quien menciona estudios que han señalado que “ningún niño, niña ni ninguna embarazada pisara esta playa, porque ése es el nivel de contaminación de la que estamos hablando”.

Uno de los últimos estudios realizados con la fundación WaterKeeper demostraron alta presencia de aluminio, arsénico y coke plomo; también tomaron muestras en la arena mojada de la playa y en el estero, que es una laguna que Aes Gener le cambió el curso y donde tiraron las cenizas y la escoria por años, y -recuerda Alonso- cuando estuvimos ahí el instrumento que la científica traía saltó porque eran muchos más la cantidad de metales pesados de lo que podía tomar este instrumento”.

Plan de descontaminación

El Plan de Descontaminación “ha sido totalmente insuficiente”, sostiene Alonso ya que algunas empresas como Aes Gener han generado más material particulado MP10 por ejemplo, o porque en los días de las intoxicaciones masivas han emitido más de lo permitido. Hubo peaks de CO2 y otros contaminantes como cloro”. La crítica que emite la dirigenta es que siempre las cosas se hacen por abajo, sin entregar información, entonces “tenemos que ir descubriendo y pidiendo por Ley de Transparencia algunas cosas para poder enterarnos, entonces la situación realmente es grave”.

En realidad el Plan de Descontaminación no solo es “súper pobre”, sino que “nos dimos cuenta que es un show, y por eso siguen habiendo estos episodios graves de contaminación atmosférica en la Bahía”, dice Katta Alonso quien sostiene que “nosotros no podemos convivir con esta cantidad de empresas, es imposible que la gente sobreviva sana”.

Como parte del show del plan de descontaminación, en vez de exigir mayores medidas a las empresas para que no contaminen, Alonso recuerda que “el gobierno obligó a los directores de escuelas de la zona de Quintero-Puchuncaví a comprar purificadores de aire, entonces cada vez que viene un episodio de emergencia, encierran a los niños en una sala por dos o tres horas… pero entonces, aquí los niños están estresados, se están pasando a llevar todos nuestros derechos humanos, no pueden tener actividades al aire libre, no pueden hacer educación física, en el fondo no pueden recrearse. Esto es insostenible”, cierra.

Ver reportaje Canal 13 sobre varamiento de carbón

Fuente: Transición Justa

Deja una respuesta